Letra: Idea Vilariño (Uruguay)
Música: Jorge Schellemberg (Uruguay)

Allá por los años 90, cuando era un jóven adolescente ya despertaba en mí el interés por la música, y un especial interés por la música nacional.
Por aquellos tiempos en la radio, la AM era mayoritarios los programas periodísticos y sobretodo hablados. La FM estaba reservada en un 100% a la música, y en su inmensa mayoría para la música en inglés.
Había unas pocas radios que se "atrevían" a quebrar esa hegemonía, una de ellas era "Alfa FM" en la frecuencia de 96.3.
Mi programa preferído se llamaba "El Espejo" conducido por Aris Idiartegaray. Hace unos días Ann Marie, amiga del blog, me sugirió este tema para el blog y recordaba que lo escuchaba en esa misma radio.
Recuerda que la presentaban como de Jorge Schellemberg pero como la cantaba una mujer le costó averiguar de quién se trataba.
Luego se enteró que en la versión que pasaban la vocalista era Sara Sabah que en aquella época integraba la banda estable de él.
También le costó conseguir la letra que pertenece a la poeta uruguaya Idea Vilariño.
Encontré otra versión, también realizado por la banda de Schellemberg, de otro disco, pero en ese caso la vocalista es Norma Galfetti.

Que las disfruten! y gracias a Ann Marie por la recomendación y el recuerdo!

Versión: Jorge Schellemberg (Voz: Norma Galfetti) - Disco: Segundo acústico (1992)


Versión: Jorge Schellemberg (Voz: Sara Sabah) - Disco: Tenemos que hablar (1997)

Letra:

Si esta noche llegaras
te asombrarías,
que todavía esperando
me encontrarías.
Cómo asombrarte,
si ya no hago en la vida
más que esperarte.

Cada vez que te veo,
que te veía,
veo que no te quiero
no te quería.
Cuando te veo,
tu amor se hace tan cierto
que me lo creo.

La otra noche soñaba
que me querías,
me tomabas la mano,
me sonreías.
Se sale triste
de andar teniendo en sueños
lo que no existe.

Una noche de lluvia
nos encontramos
silenciosamente
y caminamos.
Todavía siento
en las noches de lluvia
mi sufrimiento.

Si esta noche llegaras,
te asombrarías,
que todavía esperando
me encontrarías.
Cómo asombrarte,
si ya no hago en la vida

más que esperarte.