Archives for febrero 2013

Tendrías que llegar

Letra: Idea Vilariño (Uruguay)
Música: José Luis "Pepe" Guerra (Uruguay)

Versión: Los Olimareños (Uruguay)


Versión: Pareceres (Uruguay)

Versión: Washington Carrasco y Cristina Fernández - Disco: De puerta en puerta (1982)

Versión: Dahd Sfeir y Ruben Yáñez (Uruguay)

Letra:


Tendrías que llegar como la noche
a ocupar todo el aire de mi casa,
tendrías que caer como la sombra,
como la sombra cae sobre las plazas.

Tendrías que llegar como los sueños,
tendrías que llegar como el verano,
caer al fin del día como un premio
a cerrarme los ojos con tu mano.

Tendrías que llegar y darme vida,
como un licor amargo, seco y fuerte;
una vez, otra vez y cada día,
tendrías que llegar como la muerte.

Down on the corner

La banda extranjera que más me gusta! Creedence!



Video:

Versión: La Portuaria (Argentina)

Letra:


Early in the evenin' just about supper time,
over by the courthouse they're starting to unwind.
four kids on the corner trying to bring you up.
willy picks a tune out and he blows it on the harp.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

Rooster hits the washboard and people just got to smile,
blinky, thumps the gut bass and solos for a while.
poorboy twangs the rhythm out on his kalamazoo.
willy goes into a dance and doubles on kazoo.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

You don't need a penny just to hang around,
but if you've got a nickel, won't you lay your money down?
over on the corner there's a happy noise.
people come from all around to watch the magic boy.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

Down on the corner, out in the street,
willy and the poorboys are playin';
bring a nickel; tap your feet.

Como que no?

Letra y música: Gustavo Pena "Principe" (Uruguay)

En este tema Gustavo "Principe" Pena incluye un fragmento del poema de Antonio Machado "La Saeta" recientemente inculída en el blog, gracias a Juli por la observación!

Versión: "Principe"



Versión: Eli-U Pena (Uruguay)

Versión. Onda Vaga (Argentina)

Versión: Cuatro pesos de propina (Uruguay) (gracias "Esperanzas caminando" por el aporte)

Versión: Trovalina (Samantha Navarro + Eli-u Pena + Rossana Taddei) (Uruguay)

)

Versión: Manu Chao (Francia)



Letra:


Los pibes allá en la esquina
están como dibujaos.
No les pagan sus pecaos,
no les tocó religión.
Esperan la tardecita
y van hasta la placita.
Fuman y beben un poco,
después tocan el tambor.

Porque esperan que en el cielo esté el amor
Que no tuviste vos, que no!
Cómo que no?
Míralo, míralos.

Los pibes cumplen condenas,
entran y salen las penas.
Entran y salen las penas,
de su niño corazón.
Y tienen la valentía
de ganarse el día a día,
aunque una noche sin luna
se pierda tu encendedor.

Porque tiene mucho cielo y mucho mar
Me gusta este lugar, qué no!
Cómo que no?
Míralo, míralo!

Regando el patio a manguera,
niña de la primavera.
Niña de la primavera,
regá mi patio de amor.
Que llega otro nuevo año,
que se somete a la espera
de que se haga verdadera,
tu locura y tu ilusión.

Porque tiene mucho cielo y mucho mar
Me gusta este lugar, qué no!
Cómo que no?
Míralo, míralo!

Die Moritat von Mackie Messer

Y como decíamos en nuestro post anterior (gracias a la información que acercó Ana), el tema "Pedro Navaja" fue una especie de homenaje a "Die Moritat von Mackie Messer("La copla de Mackie el Navaja"), compuesta en 1928 con letra de Bertolt Brecht, y la música de Kurt Weill.  Luego fue incorporada a «La ópera de los tres centavos» ("Die Dreigroschenoper"), obra de teatro de Brecht con música de Weill. Hoy aquí la canción que homenajeaba Blades en la anterior entrada.

Versión: Bertolt Brecht (Alemania)


Versión: Ute Lemper (Alemania)

Versión: Kurt Gerron (Alemania)

Pedro Navaja

Letra y música: Rubén Blades (Panamá)

Ana, una asidua visitante del blog me hace la siguiente acotación sobre este tema:
"¿sabìas que Pedro Navaja es una especie de homenaje a "Die Moritat von Mackie Messer" ("La copla de Mackie el Navaja")? compuesta en 1928 con letra es de Bertolt Brecht, y la música, de Kurt Weill.  Luego fue incorporada a «La ópera de los tres centavos» ("Die Dreigroschenoper"), obra de teatro de Brecht con música de Weill."

Gracias Ana por esta información! Me gusta ese "ida y vuelta" con los amigos del blog.

Versión: Rubén Blades


Versión: Pareceres (Uruguay)

Versión: Kiko Veneno (España)

Versión tango: Rubén Blades - Disco: Tango (2014)

Letra:


Por la esquina del viejo barrio lo vi pasar 
con el tumbao que tienen los guapos al caminar; 
las manos siempre en los bolsillos de su gabán 
pa' que no sepan en cual de ellas lleva el puñal. 

Usa un sombrero de ala ancha de medio la'o 
y zapatillas por si hay problemas salir vola'o, 
lentes oscuros pa' que no sepan que esta mirando, 
y un diente de oro que cuando rie se ve brillando. 

Como a tres cuadras de esa esquina una mujer 
va recorriendo la acera entera por quinta vez, 
y en un zaguan entra y se da un trago para olvidar 
que el dia esta flojo y no hay clientes pa' trabajar. 

Un carro pasa muy despacito por la avenida 
no tiene marcas pero to`os saben que`s policía. 
Pedro Navaja las manos siempre dentro’ el gabán 
mira y sonríe y el diente de oro vuelve a brillar. 

Mientras camina pasa la vista de esquina a esquina 
no se ve un alma esta desierta toa' la avenida; 
cuando de pronto esa mujer sale del zaguán 
y Pedro Navaja aprieta un puño dentro’ el gabán. 

Mira pa' un lado, mira pa'l otro y no ve a nadie 
y a la carrera pero sin ruido cruza la calle. 
Y mientas tanto en la otra acera va esa mujer 
refunfuñando pues no hizo pesos con que comer. 

Mientras camina, del viejo abrigo saca un revolver esa mujer, 
iba guardarlo en su cartera pa' que no estorbe; 
un 38 Smith and Weston del especial 
que carga encima pa' que la libre de todo mal. 

Y Pedro Navaja puñal en mano le fue pa' encima, 
el diente de oro iba alumbrando to'a la avenida 
(La hizo fácil) 
mientras reía, el puñal le hundía si compasión, 
cuando de pronto sonó un disparo como un cañón. 

Y Pedro Navaja cayó en la acera mientras veía 
a esa mujer de revolver en mano y de muerte herida a el le decía, 
yo que pensaba hoy no es mi día estoy sala' 
pero Pedro Navaja tu estas peor no estas en na'. 

Y créanme gente que aunque hubo ruido nadie salio, 
no hubo curiosos, no hubo preguntas, nadie lloro. 
Solo un borracho con los dos muertos se tropezó, 
cogio el revolver, el puñal, los pesos y se marcho. 

Y tropezando, se fue cantando desafinao' 
el coro que aqui les traje y da el mensaje de mi canción: 

Coro 
La vida te da sorpresas, sorpresas sorpresas te da la vida 
¡ay Dios¡ (Bis). 

Pedro Navaja matón de esquina 
quien a hierro mata a hierro termina 
(Se repite coro) 

Maleante pescador 
pa'l ansuelo que tiraste, 
en vez de una sardina un tiburon 
enganchaste. 

I like to live in America. 

(Se repite coro) 
Ocho millones de historias tiene la ciudad de Nueva York 

(Se repite coro) 
Como decia mi abuelita 
el que de último rie, se rie mejor 

Cuando lo manda el destino, no lo cambia ni el mas bravo, 
si naciste pa' martillo del cielo te caen los clavos. 

(Se repite coro) 
en barrio de guapos cuidado en la acera 
cuidao’ camará que el que no corre vuela 

(Se repite coro) 
como en una novela de Kafka 
el borracho doblo por el callejón 

La vida te da…


Canción del jardinero

Letra y música: María Elena Walsh (Argentina)

Versión: María Elena Walsh


Versión: León Gieco (Argentina)

Versión: Ivan Noble (Argentina)

Versión: D.Castro, I. Prieto, C. Olivieri, N. Révesz y G. Icardi (no tengo más información)




Versión: Rubin & Pablo de Caro (aporte de Ana)


Letra:


Mírenme, soy feliz 
entre las hojas que cantan 
cuando atraviesa el jardín 
el viento en monopatín. 

Cuando voy a dormir 
cierro los ojos y sueño 
con el olor de un país 
florecido para mí. 

Yo no soy un bailarín 
porque me gusta quedarme 
quieto en la tierra y sentir 
que mis pies tienen raíz. 

Una vez estudié 
en un librito de yuyo 
cosas que sólo yo sé 
y que nunca olvidaré. 

Aprendí que una nuez 
es arrugada y viejita, 
pero que puede ofrecer 
mucha, mucha, mucha miel. 

Del jardín soy duende fiel, 
cuando una flor está triste 
la pintó con un pincel 
y le toco el cascabel. 

Soy guardián y doctor 
de una pandilla de flores 
que juegan al dominó 
y después les da la tos. 

Por aquí anda Dios 
con regadera de lluvia 
o disfrazada de sol 
asomando a su balcón. 

Yo no soy un gran señor, 
pero en mi cielo de tierra 
cuido el tesoro mejor 
mucho, mucho, mucho amor.

El árbol que tú olvidaste

Autor: Atahualpa Yupanqui (Argentina)

Versión: Atahualpa Yupanqui


Versión: Pedro Aznar (Argentina)

Versión: Javier Peñoñori (Argentina)

Versión: Suma Paz (Argentina)

Versión: Pablo Dacal (Argentina)


Letra:

El árbol que tú olvidaste 
siempre se acuerda de ti 
y le pregunta a la noche 
si serás o no feliz.

El arroyo me ha contado 
que el árbol suele decir: 
Quien se aleja junta quejas 
en vez de quedarse aquí.

Al que se va por el mundo 
suele sucederle así, 
que el corazón va con uno 
y uno tiene que sufrir 
Y el árbol que tú olvidaste 
siempre se acuerda de ti.

Arbolito de mi tierra 
yo te quisiera decir 
que lo que a muchos les pasa 
también me ha pasado a mí.

No quiero que me lo digan 
pero lo tengo que oír: 
Quien se aleja junta quejas 
en vez de quedarse aquí.


Lovesong

Versión: The Cure (Inglaterra)


Versión: Adele (Inglaterra)

Versión: Tori Amos (EEUU)


Letra:

Whenever i'm alone with you you make me feel 
like i am home again whnever i'm alone with 
you you make me feel like i am whole again 
Whenever i'm alone with you you make me feel 
like i am young again whenever i'm alone with 
you you make me feel like i am fun again 

however far away i will always love you however 
long i stay i will always love you whatever 
words i say i will always love you i will always 
love you 

whenever i'm alone with you you make me feel 
like i am free again whenever i'm alone with 
you you make me feel like i am clean again 

however far away i will always love you however 
long i stay i will always love you whatever 
words i say i will always love you i will always 
love you

Eleanor Rigby

Letra y música: Lennon/McCartney (Inglaterra)

Versión: The Beatles (Inglaterra) - Album: Revolver (1966)


Versión: Caetano Veloso (Brasil)

Versión: El Club de Tobi (Uruguay) - Disco: Anselmo (2003)

Versión: Nonpalidece (Argentina)

Versión: John Pizzarelli (EEUU)

Versión: Tangoloco (Argentina) (Tributo a The Beatles)

Versión: Laura Canoura (Uruguay)

Versión: Leo Maslíah (Uruguay)

Letra:


Ah, look at all the lonely people 
Ah, look at all the lonely people 

Eleanor Rigby picks up the rice in the church where a 
wedding has been 
Lives in a dream 
Waits at the window, wearing the face that she keeps 
in a jar by the door 
Who is it for? 

All the lonely people 
Where do they all come from? 
All the lonely people 
Where do they all belong? 

Father McKenzie writing the words of a sermon that 
no one will hear 
No one comes near 
Look at him working, darning his socks in the night 
when there's nobody there 
What does he care? 

All the lonely people 
Where do they all come from? 
All the lonely people 
Where do they all belong? 

Ah, look at all the lonely people 
Ah, look at all the lonely people 

Eleanor Rigby died in the church and was buried along with her name 
Nobody came 
Father McKenzie wiping the dirt from his hands as he walks from the grave 
No one was saved 

All the lonely people (Ah, look at all the lonely people) 
Where do they all come from? 
All the lonely people (Ah, look at all the lonely people) 
Where do they all belong?

La mujer de cal

Sin dudas los cuentos de Julio César Castro "Don Verídico" con su humor tan peculiar, ligado siempre al mundo rural, desde lo absurdo, nos trae historias increíbles. En este caso, el cuento "La mujer" nos trae una historia de amor en el lugar preferido de "Juceca", el boliche de campaña.

Rubén Olivera, inspirado en él, lo adaptó y musicalizó, creando la canción "La mujer de cal".
Que lo disfruten!


Hombre enamoráu de los colores, aura que dice, Nostálgico Amano.
Pa'ver la salida del sol antes de que empezara a salir, se trepaba a la punta de un ucalito con brasero y mate.
A ocasiones los pájaros lo picotiaban todito porque les enllenaba los nidos de humo.
Cuando el sol dentraba a coloriar por el filo de una lomita, Nostálgico Amano solía desplomarse contra el suelo de la emoción. Pa'no tener que estarlo levantando todas las mañanas, la mujer, Hermética No, dos por tres subía y lo ataba de una rama.
Un día, de mientras Nostálgico estaba atado, mirando al sol ya pintón, ella aprovechó pa'dirse con un tropero. Como a los tres días lo desató un vecino.
Nostálgico Amano quedó como ido. Enamoráu de los colores, eso sí, pero en gris.
Una güelta, en el boliche El Resorte lo quisieron agarrar p'al chorrete en la cuestión de los colores.
Taban la Duvija, el tape Olmedo, Idéntico Aveno, Odioso Lirio, el pardo Santiago y Monolítico Suave, hablando de la vida y el corazón y tomando unos vinos, cuando miran así y ven venir a Nostálgico Amano.
A los tropezones venía el hombre, como abombáu y triste por el asunto de la china y por mirar florcitas y churrinches.
A lo que lo vieron venir, va el tape Olmedo y pinta en la paré una mujer sentada en una silla. Silenciosa la pintó. Le quedó igualita. Después fue y le arrimó una mesa.
Dentró Nostálgico, saludó, y atracó al mostrador. Pidió una botellita de vino y se acodó. La Duvija fue y le dijo:
-¿Cómo anda, don Nostálgico?
-Estrañando la mujer. Solo, uno es naides.
Por ahí el tape Olmedo tropezó con la mesa que estaba contra la paré, miró la pintura, y fuerte, pa'que Nostálgico oyera, va y dice:
-Desculpe, moza.
Nostálgico mosquió pa'ese láu. Vio a la mujer de la paré contra la mesa, agarró la botella de vino, pidió otro vaso, y fue y se le sentó enfrente.
La miró un rato. Dispués sirvió pa'los dos, y dentró a prosiar bajito, como cuadra al hombre que habla de lo suyo.
Nostálgico, meta prosa, terminó el litro y pidió otro.
Le contó todita su vida. Que era hombre de trabajo dende chico, castigáu por injusticias dende siempre, que aura andaba triste y solito, cargáu de ternura sin un destino, y que así no era vida porque cuando uno dentra a ver gris -le dijo-, se hace gris.
Si le habrá prosíau de lujo, que pa'la madrugada se la llevó pa'las casas.
El se diba sacudiendo recuerdos. Ella, la cal de la paré.

Versión: Rubén Olivera (Uruguay)

Letra adaptada de Rubén Olivera:

Era un hombre que se hallaba solo,
como tanta gente suele estar.
Siempre en aquel bar se acomodaba
y si la lengua en el alcohol le naufragaba
a veces le contaba a los amigos 
de una mujer que nunca olvidó.
Una noche que estaba bien borracho
arrimaron su mesa a la pared,
pusieron una silla al otro lado
y pintaron una mujer en la cal.
Dijeron: “Alguien vino a visitarte
dice que hace tiempo no se ven.
Lo sentaron en la silla y frente a él
le sonrió el dibujo en la pared.
El hombre se puso tan contento
al mirar la figura sin aliento.
“Ya ves... quien lo diría”... balbuceaba
“vos buscándome y yo solo te soñé”.
Y habló y habló toda la noche 
de los sueños y de cuanto la esperó.
Poco a poco el bar se fue vaciando
y se oía siempre a ellos conversando,
los amigos se fueron marchando
sin saber si hicieron bien o hicieron mal.
Traía su luz tibia la mañana
y acodado en el mostrador
el dueño del boliche dormitaba
cuando despertó y los vio pasar. 
Ella iba quitándose del hombro
las ultimas manchas de cal...

Los caminos de la vida

Letra y música: Omar Geles (Los Diablitos)

Versión: Los Diablitos (Colombia)


Versión: Vicentico (Argentina)

Letra:


Los caminos de la vida, 
no son los que yo esperaba, 
no son los que yo creia, 
no son los que imaginaba 

Los caminos de la vida, 
son muy dificiles de andarlos, 
dificiles de caminarlos, 
y no encuentro la salida. 

Yo pensaba que la vida era distinta 
cuando era chiquitito yo creia 
que las cosas eran fácil como ayer 
que mi madre preocupada se esmeraba 
por darme todo lo que necesitaba 
y me doy cuenta que tanto asi no es.

Porque a mi madre la veo cansada 
de trabajar por mi hermano y por mi 
y ahora con ganas quisiera ayudarla 
y por ella la peleo hasta el fin 
por ella luchare hasta que me muera 
y por ella no me quiero morir 
tampoco que se me muera mi vieja 
pero yo se que el destino es asi

Los caminos de la vida, 
no son los que yo esperaba, 
no son los que yo creia, 
no son los que imaginaba 

Los caminos de la vida, 
son muy dificiles de andarlos, 
dificiles de caminarlos, 
y no encuentro la salida.


Andaluces de Jaén


Poema de Miguel Hernandez (España)
Música: Paco Ibañez (España)

Miguel Hernández combatió en Jaén contra las tropas sublevadas durante la Guerra Civil. Desde su llegada a esta tierra, el 3 de marzo de 1937, el poeta, enrolado en el Altavoz del Frente, un órgano encargado de la propaganda de la zona republicana, alumbró parte de su corta pero intensa obra poética, entre ellos el poema Andaluces de Jaén, que el cantautor Paco Ibáñez llevó a la música.

Versión: Paco Ibañez (España)


Video:


Versión Jarcha (España)

Letra:


Andaluces de Jaén 
aceituneros altivos 
decidme en el alma quien 
quien levantó los olivos, 
andaluces de Jaén. 
Andaluces de Jaén. 

No los levantó la arada 
ni el dinero ni el señor, 
sino la tierra callada 
el trabajo y el sudor, 
unidos al agua pura 
y a los planetas unidos, 
los tres vieron la hermosura 
de los troncos retorcidos, 
andaluces de Jaén. 

Andaluces de Jaén 
aceituneros altivos 
decidme en el alma de quien 
de quien son esos olivos, 
andaluces de Jaén. 
Andaluces de Jaén. 

Cuantos siglos de aceitunas 
los pies y las manos presos, 
sol a sol y luna a luna 
pesan sobre vuestros huesos, 
Jaén levántate brava 
sobre tus piedras lunares, 
no vayas a ser esclava 
con todos tus olivares, 
andaluces de Jaén. 

Andaluces de Jaén 
aceituneros altivos 
decidme en el alma de quien 
de quien son esos olivos, 
andaluces de Jaén. 
Andaluces de Jaén.