Texto: Washington Benavides (Uruguay)
Música: Jorge Galemire (Uruguay)

Versión: Jorge Galemire - Disco: Segundos afuera (1984)


Versión: Laura Canoura (Uruguay)

Letra:

Si un son me llegara
cuando el alma dice que no
cuando la flor que nació
parece que está llorando

Y el día como dudando
parpadea y parpadea
vacío candil quimea
en la rota madrugada
yo no pido casi nada
y que venga dios y vea.

Todo lo que amo miro
con ojos de despedida
no fue una fiesta la vida
y duró lo que un suspiro

Su aroma mago respiro
mientras se van los cantores
entornados miradores
....
busqué fuentes escondidas
y allé la de mis sudores.

Mas la fuente no sería
esa la de tanto esfuerzo
de donde emana el verso
turbio de melancolía.

Decirlo ya no podría
y quien decirlo podrá
si vertiginosa va la vida
en el remolino
adónde va el peregrino
que sólo sabe que está.

Y duermo el sueño que alguien sabe
será el arquitecto y calla
el puso al pez en la malla
y en el desierto a la nave
soltó para el hombre el ave
que es tierra y altanería
delicada simetría
que va de perro a una alondra
pero el miedo me atolondra
cierro los ojos al día.

Pero si en la madrugada
me llegara un son
en la perfecta aleación
de corazón y la nada
una canción trabajada
por el miedo y la entereza
con la sórdida belleza
que solo la vida tiene
pero la canción no viene
viene la muerte y me besa.