Hoy nos deleitamos con esta excelente canción de Chico Buarque, en tres versiones: la del propio Chico, otra en español por Daniel Viglietti (que según tengo entendido la traducción es del mismo Viglietti) y otra muy buena a cargo de Paralamas do Susseso de su disco "Hoje" (2005).
Una letra que vale la pena prestarle atención.
Que las disfruten!

Letra y música: Chico Buarque (1971)

Versión original: Chico Buarque
(Brasil)



Versión: Daniel Viglietti (Uruguay)


Versión: Paralamas (Brasil)


Letra en Portugués:

Por esse pão pra comer, por esse chão pra dormir
A certidão pra nascer, e a concessão pra sorrir
Por me deixar respirar, por me deixar existir
Deus lhe pague

Pelo prazer de chorar e pelo "estamos aí"
Pela piada no bar e o futebol pra aplaudir
Um crime pra comentar e um samba pra distrair
Deus lhe pague

Por essa praia, essa saia, pelas mulheres daqui
O amor malfeito depressa, fazer a barba e partir
Pelo domingo que é lindo, novela, missa e gibi
Deus lhe pague

Pela cachaça de graça que a gente tem que engolir
Pela fumaça, desgraça, que a gente tem que tossir
Pelos andaimes, pingentes, que a gente tem que cair
Deus lhe pague

Por mais um dia, agonia, pra suportar e assistir
Pelo rangido dos dentes, pela cidade a zunir
E pelo grito demente que nos ajuda a fugir
Deus lhe pague

Pela mulher carpideira pra nos louvar e cuspir
E pelas moscas-bicheiras a nos beijar e cobrir
E pela paz derradeira que enfim vai nos redimir
Deus lhe pague


Letra en español:

Por ese pan de comer
y el suelo para dormir.
Registro para nacer,
permiso para reír.
Por dejarme respirar
y por dejarme existir.
Dios le pague.

Por el placer de llorar
y porque estamos ahí,
por los chistes en el bar
y el fútbol para aplaudir.
Un crimen pa comentar
y un samba pa divertir.
Dios le pague.

Por esa playa, esa falda,
por las mujeres de aquí.
El amor hecho de apuro,
luego afeitarse y partir.
Por el domingo, qué lindo,
televisión y maní.
Dios le pague.

Por esa grapa de gracia
que tenemos que beber.
Por ese humo desgracia
que tenemos que toser.
Por los andamios de gente
para subir y caer.
Dios le pague.

Por otro día agonía
para aguantar y vivir.
Por el dolor de la gente
que en la ciudad se ha de oír.
Y por el grito demente
que nos ayuda a huir.
Dios le pague.

Por esa arpía que un día
nos va a adular y escupir.
Y por las moscas y besos
que nos vendrán a cubrir.
Y por la calma postrera
que al fin nos va a redimir.
Dios le pague.