Un beso y una flor es una canción compuesta por José Luis Armenteros y Pablo Herrero en 1972, el cantante Nino Bravo la interpretó y de ahí en más muchas fueron las bandas que hicieron sus propias interpretaciones. Aquí algunos ejemplos.

Versión: Nino Bravo (España)




Video:




Versión: Trotsky Vengaran (Uruguay)

Del disco: Clase B (1996)



Del disco: Pogo (en vivo con la participación de Gabriel Peluffo de Buitres)




Versión: Seguridad Social (España)




Versión: Ataque 77 (Argentina)



Versión: Seguridad Social (España) - Disco: En la boca del volcan



Versión: Fito Páez (Argentina) - Disco: Canciones para Aliens


Letra:

Dejaré mi tierra por ti
dejaré mis campos y me iré
lejos de aquí.
Cruzaré llorando el jardín
y con tus recuerdos partiré
lejos de aquí.
De día viviré
pensando en tus sonrisas;
de noche las estrellas me acompañarán.
Serás como una luz
que alumbre mi camino;
me voy pero te juro que mañana volveré.

Al partir
un beso y una flor,
un te quiero, una caricia y un adiós.
Es ligero equipaje
para tan largo viaje;
las penas pesan en el corazón.
Más allá
del mar habrá un lugar
donde el sol cada mañana brille más.
Forjarán mi destino
las piedras del camino;
lo que nos es querido siempre queda atrás.

Buscaré un hogar para ti
donde el cielo se une con el mar
lejos de aquí.
Con mis manos y con tu amor
lograré encontrar otra ilusión
lejos de aquí.
De día viviré
pensando en tus sonrisas;
de noche las estrellas me acompañarán.
Serás como una luz
que alumbre mi camino;
me voy pero te juro que mañana volveré.

Al partir
un beso y una flor,
un te quiero, una caricia y un adiós.
Es ligero equipaje
para tan largo viaje;
las penas pesan en el corazón.
Más allá
del mar habrá un lugar
donde el sol cada mañana brille más.
Forjarán mi destino
las piedras del camino;
lo que nos es querido siempre queda atrás.

Al partir
un beso y una flor,
un te quiero, una caricia y un adiós.
Es ligero equipaje
para tan largo viaje;
las penas pesan en el corazón.
Más allá
del mar habrá un lugar
donde el sol cada mañana brille más.
Forjarán mi destino
las piedras del camino;
lo que nos es querido siempre queda atrás